Pipa

Pipa es un lugar de un encanto irresistible. Una verdadero paraíso del nordeste brasilero que se ha convertido en los ultimos años un punto referencial para el turismo internacional, ya que acá nada tiene desperdicio, y de visita obligada en cualquier viaje a Natal.

Es una pequeña ciudad, con una gran variedad de playas, una naturaleza exuberante, visitada por turistas de todas partes del mundo, con una noche espectacular, deliciosas gastronomía, artesanías de nivel y pueblo afable. Su nombre, según la leyenda, se debe a lo portugueses que la descubrieron y divisaron una roca con forma de barril ("pipa" en portugués tradicional). Esta localizada a aproximadamente 85Km al Sur de Natal.

Posee grandes extensiones de playas coloridas y desoladas debido a los acantilados que las rodean, con aguas claras y cálidas. Su fauna marina es prvilegiada y es uno de los mejores lugares para observar de cerca tortugas marinas y delfines, siendo la Ensenada de los Golfinhos un verdadero reservorio de estos mamíferos acuáticos. Además de la playa de Pipa otras playas imperdibles son: Praia dos Amores, Praia dos Afogados, Praia do Moleque, a Pedra do Moleque, o Chapadão y la Praia da Cancela.

Los amantes del deporte encontrarán las mas diversas opciones: surf, kayak, trekking en la mata atlántica, buceo, cabalgastas son algunas de las cosas que se pueden practicar. Las noches de Pipa son muy agitadas, por eso es un destino ideal para jóvenes y personas que buscan diversión. A partir de las 23.00 hs decenas de bares en la avenida central, ofrecen variadas propuestas musicales: pop, rock, reggae y ritmos brasileros.

También encontrará una excelente infraestructura gastronómica con restaurantes que ofrecen refinados platos internacionales o exquisita comida regional. Y todo esto enmarcado en un ambiente de máxima seguridad.

Pipa ofrece para hospedarse desde refinados hoteles, encantadoras posadas hasta campings con acceso a internet.