Salvador

Salvador es la capital del estado de Bahía, "terra da felicidade" según declara una famosa canción del poeta Ary Barroso Y es una ciudad que encanta aún antes de conocerla, porque tiene magia y misterio. Hoy es uno de los principales destinos turísticos de Brasil. Famosa por su historia, fue la primera capital del país.

Famosa por la miscigenación cultural, ese increíble proceso de integración racial que se dio en Brasil y creo al brasilero un individuo con identidad propia a partir del europeo, el indígena y el negro traído de Africa. Famosa por su gastronomía, sin duda la mas prestigiosa de la culinaria brasilera, con platos famosos ya internacionalmente como la moqueca y el acaraje. Famosa por el sincretismo religioso, que hace adorar a Oxúm y al Señor de Bonfim, orixá y santo respectivamente. Famosa por su música, cuna de grandes músicos como Caetano Veloso, Gilberto Gil, Ary Barroso, Dorival Caymmi y tantos otros. Y famosa por el bahiano, tal vez el mas simpático y hospitalario habitante de Brasil.

El Centro Histórico de Salvador ha sido declarado patrimionio de la Humanidad. Recorrer sus calles nos transporta magicamente a los inicios del Brasil, por algo la ciudad también es considerada como capital cultural del país. Como si fuera poco también cuenta con 50 km de playas y diversos parques ecológicos. Su clima tropical, caliente y húmedo, predominando el sol y con una temperatura media de 25°.

Su carnaval el mas famoso despues (o junto) al de Río de Janeiro. Casi 2 millones de personas danzan en sus calles y plazas al som de trío eléctrico (grandes carros con amplificadores que sirven de palcos ambulantes) que recorren tres circuitos oficiales. Esto da una aproximación al número de visitantes que recibe en Carnaval, ya que su población estable es de alrededor de 2.500.000 de habitantes.

Su infraestructura turística es una de las mas completas y modernas del Brasil, con alojamientos para todos los gustos y presupuestos. Una de las grandes atracciones de la ciudad son sus iglesias, dicen que en Salvador existen 365 iglesias, una para cada dia del año. La principal es la iglesia del Señor de Bonfim ( Senhor do Bonfim), devoción de los bahianos y visitada por los turistas que no salen de ella sin su famosa cinta. Según la tradición deben hacerse tres nudos y tres pedidos, cuando la cinta cae sola los pedidos se cumplirán.

Otra gran atracción son sus fiestas populares. Un viejo dicho dice que cuando el bahiano no está de fiesta es porque está ensayando. Entre sus playas destacamos a Itapõa que también es la mas famosa y también presente en varias canciones y las playas de la isla de Itaparica, situadas a pocos minutos de navegación.